La amenaza solar para la cutis: el fotoenvejecimiento

El sol trasmite luz visible, rayos infrarojos, los dañinos rayos ultravioleta (UV) y mucho calorcito.

Como lo mencionaba en el artículo lTragicomedia: pantomima geisha con piel de porcelana, existe una tendencia, al menos en Europa, a estar morenito por el sol —o por las cabinas solares. Así, entre otras cosas, demuestras sutilmente que has estado de vacaciones en la playa, por ejemplo. Expresiones como: — ¡¿estuviste en el caribe?! Pues no parece…estás muy blanca—, he tenido que escuchar algunas veces.

La piel sufre el efecto de los años como cualquier otro órgano del cuerpo, pero también sufre el efecto de nuestro mal comportamiento o de las condiciones ambientales de la vida y del trabajo diario.

Existe una marcada diferencia entre lo que es envejecimiento cutáneo cronológico, o de por sí, y envejecimiento cutáneo debido a la exposición frecuente a los rayos UV sin usar ningún tipo de protección, es decir fotoenvejecimiento cutáneo.

El término fotoenvejecimiento cutáneo, en ingles photoaging, fue acuñado por el Dr. Albert M. Kligman (1996) [1], ampliamente famoso por inventar un tratamiento para el acné a base de tretinoína o ácido retinoico (metabolito de la vitamina A), que por chiripa también reducía las arrugas. Él fue tenebrosamente famoso por hacer muchos experimentos “malvados” con prisioneros en una cárcel de los Estados Unidos, sin poco control ético, llegando incluso a contagiarlos con patógenos cutáneos, para extraer la información que le convenía. Es interesante su historia. Si quieres leer un poco más, aquí tienes un enlace del New York Times http://www.nytimes.com/2010/02/23/us/23kligman.html?pagewanted=all&_r=0

Muchas veces, los efectos del fotoenvejecimiento aparecen antes que el envejecimiento natural o simultáneamente. Aquí, al menos en Europa, me encuentro frecuentemente con personas que parecen cuarentonas aunque apenas sean veinteañeras.

En el envejecimiento cronológico y natural se observan arrugas finas o suaves, la piel se vuelve traslúcida como si fuera un papel de calcar y se presenta adelgazamiento de la piel. Por el contrario, en el fotoenvejecimiento, las arrugas se observan gruesas y bruscas. Y en los exámenes en el microscopio, en la epidermis se observa incluso un aumento del grosor. Según Fischer y otros (2002) [2], la atipia de la epidermis (alteraciones en la forma y tamaño de las células), que pueden llegar a ser precancerosa, es muy común en la piel fotoenvejecida.

La formación de arrugas, sean gruesas o finas, es una consecuencia de la fragmentación del colágeno y la falta de nuevo colágeno que lo remplace. Si el colágeno se fragmenta, deja sitios ahuecados y sitios agrumados, que es lo que genera la apariencia de la arruga.

Además, la pérdida o fragmentación del colágeno fomenta la formación de hematomas o contusiones en la piel envejecida naturalmente o por rayos UV. Para colmo, parece que el deterioro del colágeno también genera a su vez capilares sanguíneos vistos generalmente en individos con pieles blancas o albinas y con pelo rubio o pelirrojos, o sea, piel tipo I y II. (espera próximo artículo)

William McElligott (mira la foto tomada de The New England Journal of Medicine [3]) es ampliamente conocido por su oficio como conductor de camión o mula, muy a su pesar, pero para provecho de la ciencia y de las campañas de protección solar. El lado izquierdo de su cara, que daba a la ventana de su camión, estaba expuesto, durante casi 30 años que trabajó como chofer, a los rayos solares sin ninguna protección. El otro lado apuntaba a la cabina. Los rayos solares UVA atravesaban la ventana (obviamente sin protección) y penetraban en la epidermis y en las capas más externas de la dermis.

gord_icm1104509_f1_3

Foto tomada de: Jennifer R.S. Gordon, y Joaquin C. Brieva, Unilateral dermatoheliosis, N Engl J Med 2012; 366:e25 April 19, 2012. DOI: 10.1056/NEJMicm1104059.  http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMicm1104059

Brevemente, las capas más importantes de la piel son tres: epidermis que es la capa más externa, dermis que es la capa mediana y la capa subcutánea, que es la más profunda. Todas contienen tejido conectivo, con fibras de colágeno y elastina con el fin de proporcionar flexibilidad y fuerza. (mira en medline plus: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/004014.htm )

El examen físico de este paciente mostró hiperqueratosis (callosidades), comodones (acné) y elastosis (degeneración del tejido elástico). El examen de las células mostró una acumulación de material elastolítico en la dermis y la formación de milia en los folículos (pequeños quistes blancos en la piel del tamaño de una cabeza de alfiler). Estas son las características comunes del síndrome de Favre–Racouchot de la piel fotoenvejecida, también conocido como dermatoheliosis.

En el señor McElligott se observa cómo la exposición a los rayos solares engruesa la epidermis y la capa córnea (capa más externa de la epidermis, la que se descama cuando nos quemamos en el sol) y destruye la fibras elásticas de la piel, es decir, obvia señal de flacidez.

El fotoenvejecimiento cutáneo es un proceso acumulativo y depende primordialmente de la radiación UV y de la cantidad de melanina (pigmentación) de la piel. A mayor exposición a los rayos UV, mayor fotoenvejecimiento si tienes poca melanina. Por eso, las pieles blancas, como la del señor, se envejecen más fácil que las trigueñas.

Lo que nos puede quedar como moraleja de este cuento es que el fotoenvejecimiento solo se observa a largo plazo, es decir después de mucho tiempo de constante exposición a los rayos UV (solares o en cabinas) y se podría confundir con un envejecimiento natural…con la foto podemos claramente cotejar ambos hechos. Cabe mencionar que yo no pude encontrar información acerca de la frecuencia en el uso de protección solar por el paciente en su vida. Así que su lado derecho podría haber estado expuesto frecuentemente al sol, sin protección, en el tiempo libre.

La radiación UV en la tierra está compuesta de UVA (98%), UVB (2%). Los rayos UVC son absorbidos por la capa estratosférica de ozono. Los rayos UVA (320-400 nm) están presentes aunque el día esté nublado y pasan a través del vidrio. Los rayos UVB (290-320 nm) son en su gran mayoría absorbidos por la epidermis, y son los responsables predominantemente del eritema solar. Los rayos UVC (200-290 nm) son los más nocivos y no atraviesan la capa de ozono, siempre y cuando no se topen con sus agujeros. Que para bien de todos, no se están empeorando, según el informe 54 del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Unep) y la Organización Meteorológica Mundial (WMO).

http://www.unep.org/newscentre/default.aspx?DocumentID=2796&ArticleID=10978

Siempre se había creído que los rayos UVB eran los únicos causantes del fotoenvejecimiento, pero ahora se cree que los rayos UVA juegan un papel predomínate en su causa.

El fotoenvejecimiento cutáneo, al contrario que el envejecimiento de por si, es fácil de determinar porque solo afecta las zonas que se encuentran expuestas al sol, como en el caso de la cara, cuello y manos.

Algunas de las características propias del fotoenvejecimiento cutáneo (Masnec y Poduje, 2008 [4]; (Baron, 2009 [5]) son:

  • proliferación de queratinocitos o hiperqueratosis (aumento de la proteína queratina, que da la apariencia callosa de la piel),
  • arrugas tanto finas como gruesas,
  • rigidez,
  • sequedad,
  • empeoramiento de la flacidez,
  • aumento de la severidad del gesto,
  • presencia de telangiectasias o arañas vasculares (dilataciones de los capilares sanguíneos),
  • disminución de la tensión de rotura ( la piel se vuelve más fácil de romperse o abrirse),
  • incremento de tumores malignos o benignos.
  • cambios en la pigmentación como hipo o hiperpigmentación, es decir, aparición de pecas o manchas solares y o puntos blancos dependiendo de tu tono de piel. (espera próximo artículo)

Los lentigos solares o manchas solares se presentan generalmente en la vejez o incluso más prematuramente debido a  la exposición crónica a los rayos solares. Es el primer signo de fotoenvejecimiento cutánea…y yo diría que por algo será…nos advierte que nos debemos proteger más del sol de lo contrario se acentúa el tamaño de la mancha, se generan más arrugas y aparecen los primeros tumores benignos o malignos o la queratosis seborreica.

Ichihashi y Ando (2014)[6]  hicieron un estudio en Japón para determinar la dosis de rayos UVB permitida para mantener una piel saludable y juvenil y prevenir el fotoenvejecimiento prematuro. Pues, la dosis diaria fue de 2,54 min para la piel desprotegida y de 127 min para la piel protegida con un filtro solar con un factor de protección solar de 50. Lo ideal sería haber hecho el cálculo utilizando tanto los rayos UVA como los UVB, pero puede ser el comienzo de más investigaciones al respecto. Lo más trascendente de esta investigación es que se le hace hincapié a la protección de la piel si quieres evitar enfermedades cutánea o parecer más joven.

Al pobre viejecito [7] le recomendaron los doctores el uso de cremas de protección solar, retinoides tópicos y constante monitoreo del cancer.

A mi modo de ver, el tratamiento del envejecimiento debe ser más de prevención. Retardar el avance del fotoenvejecimiento cutáneo implica el uso de cremas solares de protección solar natural de amplio espectro, es decir que cobijen los rayos UVA y UVB. Cuando más antes te protejas del sol, menos serán los sufrimientos. Y la mejor manera es usando diariamente crema de protección solar a base de óxido de titanio y de zinc, de por lo menos 30 de FPS.

Mejor sería si te preparas un puré de zanahorias (ricas en retinol o vitamina A) con aceite de oliva y un poco de miel. Una parte te la untas en la cara, y el resto te lo comes tranquilamente mientras hace efecto tu crema natural. Mira el siguiente enlace en inglés para más recetas naturales: http://www.livestrong.com/article/114862-natural-home-remedies-retinol-antiaging/). También puedes jugar con una alimentación rica en zanahorias y brocoli, que contienen mucha vitamina A. (espera próximo artículo al respecto)

A próposito de zanahorias ¿a que no adivinas qué zanahoria estaba más expuesta al sol?

zanahorias

Yo opto más por los potes de cremas naturales y no por los potes de cremas con cosmecéuticos o casi-medicamentos, como el Retin-A o tretinoína (para tratamiento del acné pero con efectos anti-arrugas), debido a los efectos colaterales, ya que tienen algunos principios activos específicos para la piel que podrían acarrear otras molestias. Los expertos recomiendan siempre consultar al dermatólogo antes de usarlos ( http://www.elblogdelapielsana.org/cosmeceuticals-more-than-cosmetics/).

Si el fotoenvejecimiento cutáneo solo fuera un proceso frívolo que no nos afectara la calidad de vida, sería entonces sólo eso y para de contar. Sin embargo, el fotoenvejecimiento lastimosamente es el inicio o señal de alarma de sufrimientos extremamente severos como el melanoma.

La radiación UVA induce mutaciones genéticas, lo que confirma la alta sensibilidad de los tejidos de la piel y muy a nuetra desfortuna solo aparece después de alguna años de exposición a los rayos. La radiación UVA y UVB son las responsables, pues, tanto del fotoenvejecimiento como de la fotocarcinogénesis.

La clave primordial para evitar las arrugas antes de tiempo y los temibles cánceres de piel benignos o malignos es protegerse del sol a como dé lugar, es decir, usando protectores solares, buscando la sombrita y usando ropa apropiada, y entre más temprano empieces mejor (Iannacone y otros, 2014 [8]).

Algunos estudios recomiendan el uso de antioxidantes como la vitamina C y la D para contrarrestar o reversar el fotoenvejecimiento [9].

http://www.cancerdepiel.org/vida-saludable/anti-edad/fotoenvejecimiento

La cutis nos cubre, no la desgarres.

Por si las moscas, mantén siempre un pote de protección solar en tu bolsa, pues ya de por si nos envejecemos y no queremos empeorar el evento legendario.


[1] L. H. Klingman y A. M. Kligman, ultravioleta radiación-induced skin aging, en Sunscreens: Development: Evaluation, and Regulatory Aspects: Second Edition, Cosmetic science and technology series, edited por Nicholas J. Lowe, CRC Press, 1996, 744 págs.

[2] Fisher GJ, Kang S, Varani J, Bata-Csorgo Z, Wan Y, Datta S, Voorhees,Mechanisms of photoaging and chronological skin aging, JJ.Arch Dermatol., 138(11):1462-70, 2002

[3] Gordon J.R.S., Brieva J. C., Unilateral Dermatoheliosis, N Engl J Med; 366:e25, 2012.

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMicm1104059

[4] Sjerobabski Masnec I1, Poduje S, Photoaging., Coll Antropol.,32 (2):177-80, 2008.

[5] Baron E., Light-Based Therapies for Skin of Color,Springer Science & Business Media, 2009, 296 pags.

[6] Ichihashi M, Ando H, The maximal cumulative solar UVB dose allowed to maintain healthy and young skin and prevent premature photoaging. Exp Dermatol. 239(1):43-6, 2014.

[7] Alusión al cuento en verso de Rafael Pombo: la pobre viejecita.

[8] Iannacone MR1, Hughes MC, Green AC, Effects of sunscreen on skin cancer and photoaging, Photodermatol Photoimmunol Photomed., 30(2-3):55-61,2014.

[9] Lin JY, Selim MA, Shea CR, Grichnik JM, Omar MM, Monteiro-Riviere NA, Pinnell SR, UV photoprotection by combination topical antioxidants vitamin C and vitamin E, J Am Acad Dermatol., 48(6):866-74, 2003.

!Consigna aquí tu comentario!

http://www.nordicselfcare.com/pdf/1.11_UVPhotoprotectionbyCombTopAOC&E.pdf

Anuncios

8 comentarios en “La amenaza solar para la cutis: el fotoenvejecimiento

  1. Estimada Dra. Liliana, muy bueno y bien explicado su artículo. Seguiré sus consejos y me mantengo a la espera de sus productos naturales.

    Me gusta

  2. Aprecio mucho la buena información, es decir clara, concisa y sobretodo altamente comprensible.
    Por estas simples razones me encanta leer tus artículos; porqué no se requiere ser experta de la materia para entender lo que dices.
    Muy buen trabajo, sigue así y por favor continua regalándonos tantas perlas de sabia cosmética.

    Me gusta

  3. Hola Liliana gracias por esta informacion la difundire a mis contactos, sigue adelante y te deseo muchos exitos en tu estudio y carrera,
    saludos
    Martha

    Me gusta

  4. Gracias por tu intención de difundir mi blog a tus amigos y contactos y también por tus buenos deseos.
    Mi proyecto va viento en popa y los mantendré informados sola una vez por mes. No quiero aturdirlos más de lo debido.
    A su merced,
    Liliana

    Me gusta

Comenta tus impresiones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s