Galería

Pena leve para el butil y el propilparabeno: vergüenza para la comisión europea

Los otros villanos, propilparabeno y butilparabeno, han sido condenados por la Comisión Europea de Cosméticos. No obstante, la pena ha sido demasiado blanduzca. Me exaspera que sigan incurriendo en su delito.

Recomiendo que leas el artículo sobre parabenos para que complementes éste: Parabenos: ¡Ingredientes no deseados! ¡Guácala!

Los parabenos son bactericidas o fungicidas, utilizados para matar los bichos que pudieran aparecer en muchos alimentos, cosméticos y medicamentos. Se usan muy frecuentemente por su bajo costo y alta eficiencia. Se encuentran literalmente y realmente hasta en la sopa con chorizo. Se han venido usando desde la década de los 20 del siglo pasado.

El mayor mal que se le puede inculpar a los parabenos es su efecto como disruptor endocrino (Khetan, 2014) [1], es decir, se mimetiza en el cuerpo como una hormona estrogénica, 17β-estradiol, generando una serie de irregularidades o anomalías en el crecimiento y los órganos reproductores. De ahí la importancia de su vigilancia y de la prohibición de su uso, al menos, en los infantes. La imagen animada de abajo representa la alineación del butilparabeno, en rojo, con el 17β-estradiol, el estrógeno más potente, en negro. De esta manera, represento la similitud de ambos compuestos y, por consiguiente, la fácil mimetización de los parabenos en el cuerpo humano como un estrógeno. Este efecto es llamado xenoestrogénico.

comparacionsatradio-y-butil

Recientemente, investigadores del Instituto Nacional de las Ciencias de Salud Ambiental (NIEHS, por sus siglas en inglés) (Delfosse y colaboradores, 2014) [2] condujeron un análisis structural para aclarar los mecanismos tanto del enlace de algunas sustancias tóxicas a los receptores estrogénicos como de su activación. Entre los tóxicos estudiados se encuentran el bisfenol A y C y el butilparabeno. Ellos demostraron que efectivamente estos compuestos son xenoestrógenos, enlazandose a los receptores estrogénicos a diferentes concentraciones (mira la imagen de abajo). Sugieren que la caracterización exacta de estos potentes tóxicos proporciona un arma para predecir el diseño de nuevos compuestos disminuyendo el riesgo para la salud. Estos métodos computarizados ayudarían en la evaluación de los riesgos potenciales de compuestos que existen o que son nuevos en el mercado.

receptorestrogenobutilparab

Gráfica molecular de la interacción entre los receptores estrogénicos y butilparabeno tomado de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/Structure/mmdb/mmdbsrv.cgi?uid=122850. Si lo deseas en este link, puedes jugar con la imagen tridimensional de esta estructura después de instalar un pequeño programa.

Routledge y colaboradores (1998) [3] reportaron el efecto estrogénico, aunque débil, de metil, etil, propil y butilparabeno. En un ensayo estrogénico eutópico hecho in vitro (en una placa de petri) usando levadura, se encontró que el parabeno más potente de los cuatro fue el butilparabeno, siendo 10 000 veces menos potente que el 17β-estradiol (el estrógeno más potente en los mamíferos).

En un ensayo estrogénico in vivo usando ratas y administrando subcutáneamente, el butilparabeno produjo una repuesta eutópica en las ratas. En este ensayo se utilizan ratas inmaduras para detectar en el útero la actividad estrogénica de un compuesto. La respuesta es entonces eutópica, es decir, el útero de las ratas se empapa con agua y algunas células. El útero se pesa y se compara con diferentes controles y blancos. Este artículo baraja el riesgo que lleva consigo el uso de parabenos y sugiere una revisión de la evaluación del peligro que conlleva el exponerse a los parabenos.

La Comisión Europea de Cosméticos promulgó, el pasado 18 de septiembre, una enmienda de la regulación cosmética europea en lo que respecta a los parabenos.

Como ya sabes, Dinamarca fue el único país que salió adelante con la prohibición del propilparabeno y butilparabeno, sus isoformas y sus sales en los niños menores de tres años, debido a que son disruptores endocrinos, es decir, se mimetizan como hormonas en el cuerpo humano y causan desequilibrios hormonales y del crecimiento. Dinamarca entonces es la oveja negra, y la Comisión Europea prometió tomar una resolución acerca de estos dos parabenos a nivel europeo, puesto que Dinamarca se le adelantó.

Una de las investigaciones que probablemente originó la decisión de Dinamarca fue realizada en la Universidad Técnica de Dinamarca, en septiembre de 2010. Boberg y colaboradores (2010) [4] publicaron sus resultados afirmando que después de la aplicación cutánea, los parabenos se disuelven y se conjugan en la sangre (se metabolizan) y después se excretan. Ellos afirman que el parabeno no se recupera intacto en la orina a pesar de su alta penetración, es decir, sufre un proceso metabólico en el cuerpo similarmente a lo que hace un medicamento. Afirman que el margen de seguridad de la concentración de propilparabeno es muy pequeño si se compara con el peor escenario posible de exposición del propilparabeno sin efecto adverso observable (concentración máxima permitida que no causa ninguna alteración observable en los animales utilizados en el laboratorio, NOAEL, del inglés, No Observed Adverse Effect Level) realizada en el laboratorio con ratones o ratas. En resumen, Boberg cuestiona la concentración máxima de propilparabeno permitida en Europa para que no presente ningún efecto adverso y sugiere mayor vigilancia de su efecto disruptor endocrino.

Sorprendentemente, en noviembre del mismo año, Witorsch y Thomas (2010) [5] publicaron un artículo donde afirman que los parabenos tienen muy poca actividad estrogénica. Sin embargo, afirman que a la evidencia de la toxicidad reproductiva y de crecimiento ocasionada por los parabenos le falta consistencia y coherencia fisiológica. Además, añaden que no existen pruebas de una conexión entre los parabenos y el cáncer de pecho. Lo más gracioso es que similares afirmaciones las hacen para los ftalatos, filtros ultravioletas sintéticos, los antibacteriales triclocarbano y triclosán, y la fragancia de musgo. Espera próximos artículos al respecto.

Estos señores(as) juegan mucho con el hecho de que los experimentos con animales como las ratas (actualmente solo permitidos en casos excepcionales) no se pueden extrapolar a los seres humanos -conocimientos adquiridos durante mi máster en innovación de medicamentos. Se tendrían que hacer estudios clínicos con voluntarios pagados y muchos no se han hecho.

Scialli (2011) [6] refutó aún más el trabajo investigativo de Boberg. Es obvio que lo que él hizo es mirar con lupa cada valor publicado para ponerle reparos a su favor. El contradijo entre otras cosas la concentración inicial de parabenos en las cremas, diciendo que es demasiado alta, y si tuviera razón, no se da cuenta que muchas veces los niños y los adultos utilizan más de un producto conteniendo parabenos. Si te bañas todo los días, usas jabón; si te lavas el pelo, champú; si te lavas las manos, otro tipo de jabón; si te las desinfectas, jabón bactericida; si te maquillas, labiales, cremas hidratantes, etc.; y si comes chorizo, lo empeoras aún más. Añade a la lista el járabe para la tos. Seguramente no has escudriñado los ingredientes de estos productos cosméticos.

A propósito, la mayoría desconoce que algunos parabenos están permitidos en la alimentación y bebidas (mira los aditivos E 214 hasta el E 219) y rehusa su consumo.

Cerciórate de los parabenos en los alimentos:

E 214:     Para-hidroxibenzoato de etilo (PHB)

E 215:     Derivado sódico del éster etílico del ácido para-hidroxibenzoico (PHB)

E 216:    Propil parahidroxibenzoato (PHB)

E 217:    Derivado sódico del éster propílico del ácido para-hidroxibenzoico (PHB)

E 218:    Metil parahidroxibenzoato (PHB)

E 219:    Derivado sódico del éster metílico del ácido para-hidroxibenzoico (PHB

¿Sabes a quién le vende sus asesorías el Dr. Scialli? Ni más ni menos que a Proter& Gamble.

Echa un vistazo a los productos de Procter y Gamble en la web. Y a sus reflexiones sobre los parabenos, desafortunadamente están en inglés http://pgbeautyscience.com/paraben-safety.php. It is disgusting!

Pero también podrías mirar los productos de Unilever y Nestlé, entre otros.

Pues bien, ahora la Comisión Europea afirma que el metilparabeno y etilparabeno son seguros en las concentraciones autorizadas (esta vez rebajaron la concentración máxima permitida en el potecito). Asi, según la Comisión, el uso de propilparabeno y butilparabeno, y sus sales de sodio y potasio, es seguro como preservativos si la suma de las concentraciones en el producto no excede el 0,19 %. Entonces, las cremas antipañalitis para niños pueden seguir conteniendo parabenos, aunque a una concentración más baja y deben tener la advertencia en el pote de que no se puede usar en el zona del pañal, ya que generalmente la piel en esta zona está herida o abierta y se incrementa el riesgo disruptor. En otras palabras, es perjudicial para la salud del bebe.¡Que bebé no tiene herida la zona del pañal casi permanentemente! Pues, no deberías usarla en ninguna parte del cuerpo. Tirála a la basura o no la comprés o no la recibás ni aunque te la regalen. Para deshacerse del producto, la industria tiene un año de plazo, a partir del pasado 18 de septiembre, así que mantente alerta de las ofertas que ya hay o que vendrán, para no comparlas. (Mira el enlace de la enmienda: http://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/PDF/?uri=CELEX:32014R1004&rid=1

La resolución me parece un tanto absurda, ya que, como has observado, existen muchos estudios que demuestran el efecto endocrino de los parabenos. ¿Por qué no se puede ser más precavido prohibiendo terminantemente los parabenos y sus derivados? ¿Cuál es el rehuso a cambiar la formulación de los productos existentes que contienen estos disruptores hormonales?¿Porque tanta reticencia?

Para colmo, en mayo de este año, después de la promesa de la Comisión Europea de Cosméticos, se ha demostrado incluso que algunos parabenos, como el metil y butilparabeno, atraviesan la placenta humana, e incluso los niveles de estos parabenos son a menudo mayores que en la madre gestante aunque no muy por encima (Towers y otros, 2014) [7]. Con animales en gestación se ha sugerido la existencia de un posible efecto en la edad adulta. Ya podrían haber puesto como advertencia: peligro para la salud prenatal, posnatal e infantil.

Al parecer tendrán que unirse los bebés y los niños para manifestarse contra el uso de los parabenos.

conjuntoninosparabenodlc

Manifestación de bebés e infantes contra el uso de parabenos

Señal de tóxico con imperdibles

Senal de ingrediente tóxico en cremas para aplicar en la zona del pañal

Imagínate pues el macabro escenario: estando embarazada, al untarte tus cremas, con disruptores hormonales o endocrinos, podrías producir anomalías o enfermedades en tu bebé, y tu inocente de todo lo que pasa. Si en el pote hubieras encontrado una señal de peligro como la de al lado izquierdo , lo hubieras dudado para comprarlo.

El butilparabeno es uno de los parabenos más toxicos. (Alamy colaboradores, Abril 2014 [8]; Boberg y colaboradores, 2010). Espero que la UE tome medidas más drásticas al respecto.

ganchoconcalaveraversionmej

Imperdible o ganchito con calavera de señal tóxica

Cada vez estamos más inquietos y preocupados por lo que ingerimos o por lo que nos untamos, de ahí que más vale prevenir que lamentar. Mantén siempre un imperdible o un ganchito como el de al lado con los utensilios que utilizas para el cambio de pañal, asi recordarás siempre que debes hacer un minucioso escrutinio de los ingredientes de la crema antipañalitis que estás usando.

Si quieres saber que medicinas o cosméticos contienen butylparaben o methylparaben, chequea los siguientes enlaces http://dailymed.nlm.nih.gov/dailymed/search.cfm?labeltype=all&query=butylparaben de la Biblioteca Nacional de Medicina Americana o http://www.ewg.org/skindeep/ingredient/700868/BUTYLPARABEN/ del Grupo de trabajo Medioambiental.

Desafortunadamente, solo está en inglés pero te muestra la cantidad de medicinas y cosméticos que contienen tóxicos en los Estados Unidos y en el mundo.

Aprende a embarrarte sin embarrarla. [9]

Si te gusta este blog, te agradecería que pasaras la ola … ¡sírvete una tarjeta de visita!

tarjetadevisitaparacompartir


[1] Khetan S, Endocrine Disruptors in the Environment, John Wiley Sons Inc, United States, 2014.

[2] Delfosse V, Grimaldi M, Cavailles V, Balaguer P, Bourguet W,Structural and functional profiling of environmental ligands for estrogen receptors. Environ.Health Perspect. (2014)

Delfosse V, Grimaldi M, Cavailles V, Balaguer P, Bourguet W

[3] Routledge E J, Parker J, Odum J,  Ashby J, Sumpter JP, Some Alkyl Hydroxy Benzoate Preservatives (Parabens) Are Estrogenic, Toxicology and Applied Pharmacology, 153(1), 12-19, 1998.

[4] Boberg J, Taxvig C, Christiansen S, Hass U, Possible endocrine disrupting effects of parabens and their metabolites ,Reprod Toxicol.;30(2):301-12, 2010.

[5] Witorsch RJ, Thomas JA, Personal care products and endocrine disruption: A critical review of the literature, Crit Rev Toxicol., 40(3):1,2010.

[6]. Scialli, A R,Reproductive effects of the parabens.Reproductive Toxicology, 32(1), 138-140, July 2011

http://www.sciences.com/news/2011/Scialli%20parabens%20letter.pdf

[7] Towers CV1, Chambers W, Lewis D, Howard B, Chen J, Terry P, Transplacental passage of antimicrobial paraben preservatives,  Obstet Gynecol. 2014 May;123 Suppl 1:175S-6S.

[8] Alam MS, Ohsako S, Kanai Y, Kurohmaru M, Single administration of butylparaben induces spermatogenic cell apoptosis in prepubertal rats, Acta Histochem;116(3):474-80, 2014.

[9] Emabarrar según el DRAE, significa tanto embadurnarse con cualquier sustancia viscosa como causar daño o fastidio (Am.), entre otras acepciones. O lo que es lo mismo, embadurnarse y meter la pata simultáneamente.

!Consigna aqui tu comentario!

Anuncios

6 comentarios en “Pena leve para el butil y el propilparabeno: vergüenza para la comisión europea

  1. Dra. Lili, he estado leyendo todas sus publicaciones en el blog y muy interesantes todas, sobre todo es ese trasfondo de todo lo que compramos y usamos y que aparte de leer los componentes no nos adentramos mas allá. Muchas gracias por informarnos acerca de todos estos productos y sus efectos en nuestra salud. Se nota que ha estudiado muchisimo, como siempre, un abrazo y un saludo. He estado recomendando su blog.

    Me gusta

  2. Querida amigo(a),
    Me alegra que te intereses por lo que escribo. La idea del blog es informar de la manera más inteligible, y en la medida de lo posible, amena, sobre todo lo relacionado con cosmética natural y no natural. Así, aprenderás a distinguir tú mismo cuales ingredientes te convienen y cuales no. Espera muchos más artículos sorpresa con muchos matices. Intentaré balancear los posts negativos con los positivos.
    Muchas gracias por tu grandioso comentario y por regar la chiva.
    Una abrazote,
    Liliana

    Me gusta

Comenta tus impresiones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s